Evolución política en Costa Rica

Le invito a leer una definición de las características de lo que el costarricense llama partidos políticos:

En Costa Rica no existen los partidos políticos de orientación o tendencias definidas. Cada cuatro años, uno antes de terminar su periodo de Gobierno el Presidente de la República, se forman tantas agrupaciones como candidatos haya para la campaña electoral que se inicia.

Alrededor de un hombre de mérito y prestigio bastantes para llamar la atención pública, se forman los partidos políticos, cuyo distintivo se reduce a agregar al nombre del candidato las sílabas “ista” y con eso y una insignia de colores aislados o combinados, queda listo el partido para entrar de lleno en una lucha ardiente de prensa, propaganda personal, discursos, desfiles e improperios contra él o los candidatos contrarios. Cualquiera que no conozca el sistema nacional, desde luego tampoco constituye una excepción en el mundo, supone que ya va a ser imposible la armonía entre la pequeña familia costarricense, tal es el calibre de la artillería que se dispara, especialmente en los últimos dos meses de propaganda. Sin embargo, la sangre no se derrama, ni la paz se altera por esas explosiones de repetición invariable cada cuatro años. Terminada la lucha, las aguas recobran su nivel, los agravios se cancelan, los entusiasmos se apagan y vuelve la vida a su estado normal de absoluta tranquilidad para repetir el mismo disco duro cuatro años más tarde, con otros nombres y su “ista” de rigor.

VOTE

Esta definición fue acuñada por don Alberto Quijano Quesada, en su libro “Costa Rica ayer y hoy”, publicado por la Editorial Borrasé Hermanos, en 1939.

Desde entonces, nacieron Liberación Nacional, lo que hoy es la Unidad con todas sus variables hasta la fecha y, de más reciente data, Frente Amplio, Acción Ciudadana, Movimiento Libertario, y algunos otros efímeros por ahí.

Hoy, setenta y seis años después de que don Alberto Quijano nos ilustrara, les pregunto: ¿en qué ha cambiado la política costarricense?

Señorías, el problema de la política costarricense es simple: no ha evolucionado.

Imagen de perfil de Olman Rímola
Sígueme

Olman Rímola

Somos de los mismos: ¡ayudémonos entre todos!
Imagen de perfil de Olman Rímola
Sígueme

Ultimos artículos de Olman Rímola (Ver todos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *